viernes, 8 de octubre de 2010

Cuento

El deseo Robert Sheckley
     Frank Morris era un hombre que tenía una obsesión. Otros como él coleccionaban montañas de periódicos o kilómetros de cintas; o se pasaban toda su vida tratando de inventar un sistema infalible de apuestas, o un método seguro de hundir el mercado de valores. La obsesión particular de Frank Morris era la magia. Vivía solo en una habitación alquilada, y sólo tenía un gato por compañía. Las mesas y las sillas de la habitación estaban repletas de libros y manuscritos antiguos, las paredes cubiertas con herramientas propias de un brujo, y los armarios llenos de hierbas y esencias mágicas. La gente le dejaba solo, y a Frank le gustaba que fuera así. Sabía que algún día terminaría por encontrar el hechizo adecuado, que entonces aparecería un demonio y le concedería un deseo glorioso. En eso soñaba por la noche; y por la mañana seguía trabajando en sus fórmulas. Su gato negro estaba echado cerca, con los ojos amarillentos medio cerrados, como si fuera la misma alma de la magia. Y Frank siguió trabajando, analizando las permutaciones infinitas de sus fórmulas. Se había acostumbrado tanto al fracaso, que el éxito lo tomó por sorpresa. Una nubecilla de humo apareció en el pentágono trazado en el suelo. Un demonio adquirió forma lentamente; y Frank, que tanto había anhelado aquel momento, se encontró temblando de miedo. De algún modo, durante todos aquellos años nunca había llegado a decidir exactamente qué pediría cuando apareciera un demonio. La nubecilla de humo se convirtió en una enorme forma gris. Frank deambuló de uno a otro lado de la habitación, se retorció las manos, acarició al gato, rechinó los dientes, se mordió las uñas y trató desesperadamente de pensar. Un deseo y sólo un deseo, ésa era la regla. Pero, ¿qué podía pedir? ¿Riqueza? ¿O acaso el poder era más valioso? ¿Debía considerar la eventualidad de pedir la inmortalidad? ¿O sería más seguro un deseo algo más modesto? Ahora, el demonio ya había adquirido su forma. Su cabeza puntiaguda rozaba el techo y sus labios se hallaban retorcidos en una expresión demoníaca. -¿Cuál es tu deseo? -preguntó el demonio con un tono de voz tan fuerte que tanto
     Frank como el gato retrocedieron. Pero, después de veinte años de esfuerzos, Frank quería pedir el mejor deseo posible. Volvió a pensar en las diversas ventajas que le ofrecían el poder, o la riqueza, o la inmortalidad. Y entonces, cuando estaba a punto de decidirse, vio que el demonio le miraba con una sonrisa burlona. -Es algo irregular -dijo el demonio-, pero creo que cumple con las condiciones. Frank no supo sobre qué estaba hablando el demonio. Entonces se sintió invadido por una oleada de vértigo, y la habitación se oscureció. Cuando recobró la visión, Frank vio que el demonio se había marchado. «Una ocasión perdida», pensó. El demonio había desaparecido y todo seguía como antes. Bueno, no exactamente igual. Porque Frank notó que sus orejas se habían alargado, y que su nariz se había agrandado aún mucho más. Tenía un pelo grisáceo en lugar de su piel, y le había salido un rabo. ¡Aquel demonio traicionero le había convertido en una bestia! Entonces, Frank escuchó un ruido tras él. Y se dio cuenta de lo ocurrido. Echó a correr con la velocidad que sólo da la desesperación, alrededor de una habitación que ahora se cernía enorme sobre él. Un solo golpe cayó sobre él, y vio un rostro con bigotes y unos dientes gigantescos listos para morder... Y Frank supo entonces que sus dudas habían provocado su ruina. Ahora, le resultaba horriblemente evidente que su gato había tenido un deseo antes que él..., un deseo que el demonio había aceptado. Y, del modo más natural, su gato había deseado cazar un ratón.

29 comentarios:

  1. La historia me parecio muy interesante, porque muchas veces las personas se pasan toda su vida aferradas a algo y que en ocasiones es inutil. sin embargo por dejar pasar toda su vida en ese fantasia no se da cuenta de lo mas importante que es el bienestar propio...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Cuando nos ponemos metas es mejor estar seguros si es realmente lo que queremos alcanzar, es el primer paso de llegar al exito. Hay qu ser perseverantes y constantes pero no dosesivos como el señor Morris y no se debe cometer el error de dudar luego de haber logrado lo que se esperaba porque podemos perder todo d nuevo y la oportunidad que se tenia puede que no vuelva o peor aun otro puede aprovecharla.

    Esther Altuve

    ResponderEliminar
  4. Es una historia corta pero consisa nos permite llegar a una reflexion muy clara con cierto sarcasmo con respeto a la inseguridad de los hombres; todos tenemos sueños y no seran demonios los que nos los cumplan las desiciones estan en nosotros mismos; las oportunidades son unicas.No seamos como Frank que tardo mucho en decidir lo que queria; no nos deslumbremos por la ambicion el poder y el dinero tengamos bien claro que es lo que nos hace realmente felices y no esperemos a que otros como el gato aprovechen nuestro momento.

    ResponderEliminar
  5. El éxito consiste en saber aprovechar las pocas oportunidades buenas que nos da la vida. Siempre han existido las estafas y el engaño, pero no por ello se debe dejar de recomenzar. Todo el tiempo existen desengaños en el amor, en los amigos, la familia y hasta en lo que menos nos imaginamos. Así que lo mas importante para tomar una decisión que te lleve por el camino correcto es tener APTITUD, porque bien lo dice un refrán muy conocido "camarón que se duerme se lo lleva la corriente".

    ResponderEliminar
  6. Este cuento es una prueba de que por indecisiones se pierden grandes y unicas oportunidades en la vida. Despues de tanto luchar por algo, perderlo tan facil es algo triste y desepcionante. La complicacion del cuento nos hace reflexionar a cerca de a lo que dedicamos nuestra vida y cada minima oportunidad que se nos presente en esta aprovechandola o no. Se Debe tener amor, paciencia, perseverancia y positivismo en lo q se haga. En lo personal el cuento me llena de mucho conocimiento y ganas de reflexionar acerca de lo q nos deja como epilogo.

    ResponderEliminar
  7. Tenemos que aprovechar las buenas y pocas oportunidades que nos ofrecen. Pero también tenemos que saber tomarlas con sabiduría sin dudar por un momento pues la duda solo nos lleva a perder dichas oportunidades sin poder disfrutar de ella.
    Roxana Paredes

    ResponderEliminar
  8. Todos debemos tener sueños y metas que cumplir en nuestras vidas, pero debemos detenernos a pensar si de verdad todos esos sueños y metas son los que nos ayudarán o nos proporcionarán la estabilidad y la felicidad.
    La mayor parte de las personas fijan su mente en pensar que la solución a todos sus problemas es lo material, pero nuestra fijación llega a tal punto, que olvidamos todos esos detalles que en realidad nos satisfacen. Este pequeño descuido puede transformar nuestro más grande sueño en nuestra más grande condena.

    Mariela Toro

    ResponderEliminar
  9. Emigdio Monsalve

    Al leer el cuento, se ve que el Hombre, tiene una obsesión de tener y tener para buscar su triunfo o su ruina. Hoy día no solo es desear las cosas, sino buscarlas por el esfuerzo, el trabajo y sobre todo luchar, con sacrificio y Fe. Tener el deseo de mejorar en valores, la formación del ser humano con cualidades y virtudes, que nos hagan grandes, con un porvenir exitoso.

    ResponderEliminar
  10. Josbelys López

    La historia me pareció interesante, ya que, la vida, a veces nos da una oportunidad de realizar algo importante, y, cuando ésta llega no podemos desaprovecharla, ya que mediante ésta podríamos hacer nuestros sueños realidad..
    Y, por otro lado, me pareció chistoso el hecho de que el demonio le concediera el deseo al gato y q éste fuera cazar un ratón y Frank se estaba convirtiendo en ratón

    ResponderEliminar
  11. Este cuento nos enseña, entre otras cosas, que en la vida hay oportunidades únicas. Vemos como la indecisión, la inseguridad y la falta de confianza en si mismo pueden hacer que nos estanquemos o desfallezcamos, y las consecuencias pueden ser irreversibles. Al final tambien notamos el cumplimiento de este dicho: "no son los grandes los que se comen a los pequeños...son los veloces los que se comen a los lentos". Debemos estar completamente seguros de lo que realmente queremos en la vida, sin necesidad de caer en una obsesión perjudicial; y ser astutos para no dejarnos ensombrecer por la competencia y el vil engaño. Y siempre con miras al Éxito, y no al fracaso!

    José Miguel

    ResponderEliminar
  12. en la vida existen grandes oportunidades, de las cuales muchas hemos estado esperando, pero por nuestros miedos, temores y el no estar de un todo convencido de lo que queremos terminamos desaprovechandolas;todo esto para luego decir:luego vendran otras mejores, o un simple que lastima....... no dejemos que otros tomen desiciones que no le competen, simple y llanamente no dejes que otros desidan por ti.
    Vivamos nuestra vidas aprovechando las oportunidades que se nos presenten, sintiendonos seguros de si mismos y capaces.
    Eliana A. Duran V.

    ResponderEliminar
  13. La obseción: quizás uno de los peores descontroles del hombre, algo que nos puede llevar a la ruina, a las inseguridades, las mismas duadas, lo que nos puede encerrar en nuestropropio abismo, esto es quizás la moraleja que nos deja la historia.

    Un claro ejemplo, es el personajede Frank, donde su vida la habia dedicado a la magia, con la esperanza del deseo que un demonio le pudiece conseder, sus mismas inseguridades y dudas hicieron que no aprovechara tal oportunidad. Su gato y único acompañante, quién simplemente es un animal, tuvo el fuerte deseo de cazar un ratón y su deseo fue concedido, aquí nos damos cuenta cómo deseando fuertemente lo que queremos podemos obtener aquello que tanto queremos.

    Nuestras vidas sólo son espasmos deluz que suceden en cuestiones de segundos, un día estamos aquí y mañana no sabemos donde; la cuestión es, hay que saber llevar cada deseo, cada obseción que nos aislé de aquellos que nos rodean, de auellos que alejamos por dedicar tiempo y vida a algo que no llevaremos a la tumba, porque moriremos callados, somos mortales y no hay deseo alguno que nos conceda tal inmortalidad, es bueno saber aprovechar cada cosa, todo a su debido momento y no dejar que cosas insignificantes no lleven a la ruina... A nuestra propia destrucción... No seamos nosotros quienes construyamos nuestra destrucción.!

    ResponderEliminar
  14. La mayoría de las veces somos nosotros mismos quienes forjamos nuestro destino, es decir tomando o no las decisiones correctas, sabiendo que las grandes oportunidades se presentan muy poco en la vida. Cuantas veces no nos hemos arrepentido por no tomar la decisión correcta y en el momento indicado. En la historia algo que me llamo la atención, es que el Señor Morris ya estaba acostumbrado al fracaso, y por lo tanto era una persona pesimista y amargada, cayendo en la trampa de las actitudes y conductas negativas. Creo que debemos aprender a ser personas soñadoras fijándonos metas claras, pero también que aprendamos a ser lo que sea necesario para cumplirlas, tomando en cuenta la perseverancia y la suficiente valentía para que otra persona nos roben lo que anhelamos en la vida. “Reflexiona con lentitud, pero ejecuta rápidamente tus decisiones. Sócrates”

    ResponderEliminar
  15. El epílogo de este relato se basa en que debemos aprovechar las oportunidades que se nos presentan, en el momento que se nos presentan y no esperar que otra persona aproveche ese momento por el cual hemos luchado y hemos anciado tanto... Debemos pensar muy bien nuestro objetivo y trazar nuestras metas, para no perder el rumbo... "EL QUE PERSEVERA ALCANZA, EL QUE ALCANZA TRIUNFA Y EL QUE TRIUNFA VENCE".

    ResponderEliminar
  16. La historia me pareció muy interesante!! pues el razonamiento es simple, si una persona quiere, y se esfuerza por lograrlo, sin dejarse vencer por la adversidad y tomando todas las oportunidades que se le pasen por delante ciertamente podrá lograr lo que se propone.
    El problema real radica en cada persona: pues hay personas que no toman estas oportunidades por temor, o estar inseguros al no saber realmente lo que se quiere, y puede que ésta no llegue jamas de la forma en que la esperamos desperdiciando muchas oportunidades "menores"

    ResponderEliminar
  17. Este Cuento es una prueba de lo que como seres humanos vivimos dia a dia. Nuestras indecisiones son producto de nuestra falta de conciencia en las acciones que realizamos en esta vida y en este cuento la accion ficticia del brujo, que tanto penso, experimento y lucho por hacer un hechizo que hiciera aparecer un genio que al momento de que al fin ya lo habia logrado lo desaprovecho y lo disfruto quien menos tenia que ver con este experimento.
    Es cierto que el ser humano es dueño de sus actos y que es responsable de lo que le pasa en la tierra, por ello, la enseñanza que me deja a mi este cuento es: aprovecha todas las oportunidades que te da la vida, obtendras experiencia buena o mala que te ayudara a llevar mejor tu vida y, siempre piensa muy bien en lo que haras con tu vida y todo lo que alli se presente, ya que, no sabes cuando un genio llegara a cumplirte tu unico deseo.

    ResponderEliminar
  18. sencillo esta esta historia nos quiere dar a entender que debemos sacarle provecho a nuestras vidas y no perder el tiempo en estupideces, porque cuando de verdad nuestras vidas tengan sentido sera tarde....

    ResponderEliminar
  19. Esta narración es un consejo a las personas que pierden una gran oportunidad de cambiar sus vidas, desconfian en si mismo y no toman una decisión adecuada. Las oportunidades son muy pocas en la vida y muy valiosas, ser conciente en las decisiones y aprovechar esas oportunidades que nos ofrecen.

    ResponderEliminar
  20. Definitivamente un hecho real de nuestra diaria contado en una historia de ficción.

    ¿Porque lo digo?

    La historia se basa en un personaje llamado Frank el cual paso su vida tratando de conseguir su sueño, aunque mejor yo diría su obsesión. Frank era un fanático empedernido de la magia, incluso la estudiaba y la ponía en práctica para lograr su mayor deseo, encontrar el hechizo adecuado para que entonces apareciera un demonio el cual le concedería un deseo glorioso; es lo mismo que sucede en la vida de mucha gente que abandona todo por un sueño, dedica su vida a eso y cuando por fin consiguen la meta tan anhelada, se dan cuenta que han olvidado cual era realmente su objetivo y terminan envueltos en grandes desdichas sin marcha atrás.

    Yo opino que antes de tomar cualquier decisión debemos tomarnos unos minutos y pensar: ¿debo?, ¿quiero?, ¿valdrá la pena?... ya que nosotros y solo nosotros somos dueños de nuestras acciones, antes de trazar una meta hay que saber cuales son nuestros objetivos y si decidimos llevarlos a la realidad, hacerlo sin dañar a nadie y recordando que a veces un instante de tiempo puede cambiar nuestra vida para siempre. Ya que nunca faltara un gato de ojos amarillentos.

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  22. El cuento protagonizado por Frank Morris, narra de una forma u otra la manera en que muchas veces los seres humanos recorremos la vida, llenos de desesperación, de dudas, de ambiciones, pero sin dirección, sin un punto de llegada; gracias a esas características se dejan pasar momentos únicos que muchas veces serán los que nos llevaran a la cima, no solo en la parte material sino también en la parte espiritual y emocional. Es en esos momentos donde convertimos los sueños y las metas en laberintos sin salida, donde nos perdemos, donde abandonamos un camino y tomamos otro, donde todo se deja a medias.
    Pero todo eso puede cambiar si se toman las precauciones necesarias, si se trazan objetivos claros, y al mismo tiempo se planifica el camino a seguir para alcanzarlos. La clave del éxito no está en quedarse hundido en los fracasos, está en aprovecharlos para alcanzar lo propuesto. Si Morris se hubiese planteado el deseo con anticipación no le habría sucedido lo que le sucedió...

    ResponderEliminar
  23. Es muy cierta esta historia... Nosotros como personas estamos acostumbrados a esperar con paciencia; pero hay momentos en la vida donde uno como persona tiene que aprovechar las oportunidades que la vida nos da, y si pensamos mucho,y hasta por ambicion llegamos a perder esa oportunidad que llevamos buscando toda la vida...

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  25. El ser humano se propone muchas metas y en el intento de cumplirlas pueden aparecer muchos obstaculos.

    Lo mas importante es actuar con eficacia, sencillez y mucha humanidad, para lograr lo que nos proponemos..

    Y nunca es demasiado tarde para lograr nuestros sueños.
    "Caer no es fracasar" Hay que volverlo a intentar

    ResponderEliminar
  26. Es bueno crearse metas para cumplir todo lo que queremos, pero no aferraros a algo y dejar que nos tome gran parte de nuestra vida.

    Hay muchas cosas lindas que vivir y en cada meta que cumplamos saber afrontar y disfrutarla porque las oportunidades no se nos dan ni presentan todos los días...

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  29. Muchachos,han quedado publicados los comentarios que tuvieron mayores aciertos en la interpretación, redacción, coherencia y ortografía. Para quienes aún tienen algunos de estas ausencias, les ruego, intentarlo con una dosis mayor de conciencia. Felicitaciones para aquéllos que entendieron la trascendencia de ampliar sus propias reflexiones compartiéndolas desde esta ventana. Para todos, la satisfacción de crecer y sentirnos conectados fuera del salón de clase.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.