domingo, 27 de mayo de 2012

Minicuento: Ruta 3

La mujer emprende un nuevo viaje. Después de haber recorrido media hora del trayecto, el chofer grita como loco: "agua, agua, aguaaaa". Un vendedor ambulante aparece entre los carros que transitan por la avenida de una ciudad que ahora atraviesan. Sirve dos vasos de agua al chofer que los traga con desesperación, continúa su trayecto corriendo como un demonio. La mujer se encomienda de nuevo a Dios y es salvada por segunda vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.