domingo, 27 de mayo de 2012

Minicuento: Ruta 1

La mujer viaja de una ciudad pequeña hacia otra ciudad grande. El chofer tiene algunos dedos mutilados, los que le quedan para tomar el volante son deformes; un ojo cerrado, el otro semiabierto. Pericia en el manejo. Huele a gasolina a través de las ventanillas que distribuyen el aire acondicionado. La mujer le propone al chofer bajar un poco alguno de los vidrios de las puertas. El hombre responde con voz nasal: "No puedo". Una de las pasajeras que va en el asiento delantero realiza una llamada por su celular, insulta al padre de sus hijos quién no quiere concertar acuerdos de responsabilidades compartidas.  Los gritos de la mujer se sienten como venidos de otra dimensión. El olor a gasolina sigue filtrándose. El viaje será una pesadilla que durará tres horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.